Cerdeña, un paraiso en el Mediterráneo

Desde 1.239€

Del 6 al 14 de octubre

Reserva ya!

Equidistante de Europa y África, en el centro del Mediterráneo occidental, emerge la isla de Cerdeña como uno de los principales testimonios de que este mar ha sido cuna de las más importantes culturas de la antigüedad. Aislada durante muchos siglos, la isla ha conservado un gran carácter y una cultura propios que la hacen diferente a otras islas del mundo mediterráneo.

La imagen más conocida de Cerdeña nos llega a través de hermosísimas playas de arena blanca y un mar increíblemente azul, una costa afortunadamente muy natural y poco alterada y, realmente, esto es así. Pero, ya sabéis que nos gusta buscar siempre la “otra cara” de las islas, llevamos muchos años haciéndolo y desde luego en Cerdeña la hemos encontrado y nos ha maravillado.

La isla pasa por albergar algunos de los paisajes más hermosos y bien preservados de toda Europa. Embriaga por la belleza de sus colores mediterráneos, por la benevolencia de su clima; la primavera se nos muestra en todo su esplendor, siendo una de las mejores épocas para descubrir esta isla, eminentemente montañosa.

Las cadenas de montañas del interior – el Gennargentu y Punta Lamarmora, la más alta de la isla, el Supramonte en la parte centroriental – han configurado el paisaje dotándolo de un carácter bravío y salvaje. Altos picos, encerrados valles, extensos bosques junto a pueblos de pastores nos hablan de una Cerdeña remota y ligada a su historia.

Una historia donde las primeras culturas sardas se remontan al V milenio a.C. quedando testimonios en las llamadas Domus de Janas. Después vinieron otras gentes y fundaron la enigmática civilización nurágica. Algunos siglos después, llegaron fenicios, cartagineses, romanos y bizantinos; hasta la Corona española estuvo presente en la isla durante varios siglos.

Sin duda un curriculum excepcional para plantearse disfrutar de unos días en esta maravillosa isla. ¿Te vienes a Cerdeña?

Cerdeña, un paraiso en el Mediterráneo

Desde 1.239€

Del 6 al 14 de octubre

Reserva ya!

Equidistante de Europa y África, en el centro del Mediterráneo occidental, emerge la isla de Cerdeña como uno de los principales testimonios de que este mar ha sido cuna de las más importantes culturas de la antigüedad. Aislada durante muchos siglos, la isla ha conservado un gran carácter y una cultura propios que la hacen diferente a otras islas del mundo mediterráneo.

La imagen más conocida de Cerdeña nos llega a través de hermosísimas playas de arena blanca y un mar increíblemente azul, una costa afortunadamente muy natural y poco alterada y, realmente, esto es así. Pero, ya sabéis que nos gusta buscar siempre la “otra cara” de las islas, llevamos muchos años haciéndolo y desde luego en Cerdeña la hemos encontrado y nos ha maravillado.

La isla pasa por albergar algunos de los paisajes más hermosos y bien preservados de toda Europa. Embriaga por la belleza de sus colores mediterráneos, por la benevolencia de su clima; la primavera se nos muestra en todo su esplendor, siendo una de las mejores épocas para descubrir esta isla, eminentemente montañosa.

Las cadenas de montañas del interior – el Gennargentu y Punta Lamarmora, la más alta de la isla, el Supramonte en la parte centroriental – han configurado el paisaje dotándolo de un carácter bravío y salvaje. Altos picos, encerrados valles, extensos bosques junto a pueblos de pastores nos hablan de una Cerdeña remota y ligada a su historia.

Una historia donde las primeras culturas sardas se remontan al V milenio a.C. quedando testimonios en las llamadas Domus de Janas. Después vinieron otras gentes y fundaron la enigmática civilización nurágica. Algunos siglos después, llegaron fenicios, cartagineses, romanos y bizantinos; hasta la Corona española estuvo presente en la isla durante varios siglos.

Sin duda un curriculum excepcional para plantearse disfrutar de unos días en esta maravillosa isla. ¿Te vienes a Cerdeña?

ITINERARIO

Día 1: Vuelo ciudad de origen -Cagliari. Traslado a Oristano

Salida de los puntos de origen. Llegada y traslado a la ciudad de Oristano. Alojamiento.
Situada en el extremo norte de la llanura del Campidano, entre la desembocadura del rio Tirso y las marismas de Santa Giusta, la ciudad de Oristano nos recibe con ese discreto encanto de la pequeña capital de provincia. Fue fundada en el año 1070, después de que los habitantes de la poderosa y próspera Tharros la abandonaran por los constantes ataques de piratas. Entre 1100 y 1400, la ciudad floreció bajo los gobernantes de la familia De Bas Serra, hasta convertirse en uno de los centros más potentes de Cerdeña. La ciudad se yergue en medio de una fértil llanura rodeada de marismas. El centro histórico, antes rodeado de murallas, es pequeño y casi totalmente peatonal. Desde la cómoda ubicación de nuestro hotel situado en el centro de la ciudad tendremos tiempo suficiente para explorar la ciudad.

Lugares interesantes en Oristano:

  • La Catedral data de 1228.
  • Torre di Mariano o Porta Manna. Situada en el extremo norte de las antiguas murallas de la ciudad, fue construida en 1291. Las fachadas interiores estan abiertas a la Piazza Roma, corazón de la ciudad, con sus populares tiendas y terrazas.
  • Corso Umberto. Esta calle peatonal, conocida tambien como Via Dritta (la calle derecha), es la mas concurrida de Oristano y alberga elegantes edificios como el Palazzo Siviera.
  • Piazza Eleonora de Arborea. Alberga nobles edificios como el Palazzo Corrias y el Ayuntamiento. San Francesco, Santa Chiara, el Antiquarium Arborense, museo arqueológico que posee hallazgos de Tharros e interesantes retablos catalanes.

Día 2: Parque Natural Península de Sinis e Isla di Mal di Ventre y Tharros

Hoy vamos a recorrer otro interesante lugar de la Costa Oeste. Primeramente nos desplazamos hacia un fabuloso paraje de costa donde vamos a caminar por el llamado «Sendero Falesia de Sinis».

Se trata de un precioso sendero que discurre paralelo a la playa entre zonas de rocas y entre zonas de enormes playas abiertas a la inmensidad del mar. Lugar de gran belleza natural donde iremos descubriendo idílicas calas y playas: S’anea scoada, Mari ermi, Is arutas. Tras unas dos horas de paseo, llegaremos a nuestro destino, la playa de Is arutas, que nos sorprenderá por la belleza de su arena, de minúsculos granos de cuarzo de varios colores.

Después de comer, visitamos el recinto monumental de Tharros, ciudad fundada por los fenicios a finales del siglo VIII a.C. en una lengua de tierra denominada Capo San Marco, en lo que en la actualidad es el Parque Natural Península de Sinis. El lugar ofrecía un puerto seguro para los barcos y en los siglos VI y V
a.C. Tharros ya se había convertido en un puerto floreciente cuya prosperidad continuó bajo el dominio romano, a partir del año 238 a.C.

Con el mar a ambos lados, es uno de los yacimientos antiguos más curiosos del Mediterráneo. Sólo una tercera parte del asentamiento natural se ha excavado. La mayor parte de estas ruinas datan de la época púnico-romana, pero también hay evidencias de que hubo una civilización anterior: el asentamiento nuraghe de Muru Mannu (el Gran Muro). Tras la visita del lugar podremos conocer la pequeña aldea de San Giovanni di Sinis y la pequeña iglesia bizantina de San Giovanni, una de las más antiguas de Cerdeña (VI s.).

En alguna terraza podemos tomar algo a la vez que disfrutamos de la vistas sobre el mar donde muy cerca y de forma «misteriosa», casi como el lomo plateado de un gigante cetáceo, aparece ante nosotros la isla que responde al curioso nombre de Isla del Mal di Ventre (Maluentu en sardo).

Al final de la tarde regresamos a nuestro hotel en Oristano, donde nos espera una exquisita cena de bienvenida con especialidades sardas.

Día 3: Oristano – Capo Caccia, Alghero – Cala Gonone

Hoy vamos a recorrer gran parte de la llamada Costa Oeste llegando incluso a uno de sus extremos, el Capo Caccia. El histórico Capo Caccia es uno de esos lugares emblemáticos, un gran brazo de tierra se adentra en el mar formando un paisaje bucólico y agreste en cuya parte final antes de abrazarse con el mar se
yergue un romántico faro aumentando el carácter marinero del lugar.

Durante el recorrido podremos ver la recortada costa y los acantilados desde donde tendremos hermosas vistas sobre el Parque Natural de Porto Conte y sus bosques de encinas y alcornoques que caen directamente al mar. Frente a nosotros nos sorprenderá la enigmática imagen de la Isla Foradada y el mar batiéndose sobre sus rocas y covachas. El lugar es muy frecuentado por naturalistas y con un poco de suerte veremos diferentes representantes de la avifauna local que anida en los acantilados: halcones peregrinos, gaviotas, vencejos.

Tras una pequeña pausa, bajaremos la panorámica escalera del Cabirol, cuyos 654 peldaños anclados al acantilado nos llevarán a la entrada de la majestuosa cueva de Neptuno, una de las cuevas turísticas más fascinantes y visitadas de la isla.

Después de la visita, que durará unos cuarenta minutos, nuestro bus nos trasladará a la ciudad de Alghero donde llegaremos a la hora de comer.
A principios del siglo XII, la familia aristócrata Doria de Genova decidió levantar dos fortalezas en Cerdeña: Castelgenovese (hoy Castelsardo) y Alghero. Debido a la abundancia de algas en la costa, la segunda fue denominada Aliguerium, S’Alighera en sardo y L’Alquer en catalán. Tras un corto dominio pisano, la ciudad fue conquistada por los aragoneses en 1353.

El casco viejo queda dentro del antiguo barrio fortificado. Por su pasado histórico, la influencia de la Corona española, los dominios de aragoneses y catalanes, la ciudad sigue siendo la mas española de Cerdeña. Aun se conserva el idioma catalán en la ciudad, lengua maternal de los alghereses junto al italiano, al mismo tiempo que se reivindica como motivo de orgullo y particularidad. Se han conservado costumbres, cocina y tradiciones eminentemente catalanas, una particularidad más de una isla eminentemente variada.

Por cierto, va siendo hora de almorzar…, numerosos restaurantes y terrazas cuelgan sus carteles con el reclamo de «especialidades catalanas»: Bon profit!
Lugares interesantes en Alghero: La Torre de San Giacomo de curiosa forma octogonal; el Bastione y la torre de la Magdalena, que se asoman en el paseo marítimo; la plaça cívica; la iglesia de San Francisco; los bastiones Marco Polo; el Palazzo Albis, que se remonta al siglo XVI, raro ejemplo arquitectura civil
catalana; la Catedral de Santa María que data del siglo XIV; vía Príncipe Humberto, calle que sale de la catedral y está plagada de palacios. La animación de sus calles, terrazas, mercados serán sin duda otros de los atractivos de nuestra visita.

Tras el paseo y, por qué no, después de tomar un cappuccino con pastelitos o un buen helado, nos trasladamos a Cala Gonone, donde llegaremos al final de la tarde. Cala Gonone se encuentra a orillas de la recortada costa. Un pequeño puerto al abrigo de las grandes montañas que caen a pico cerca de la zona. Ambientillo marinero y de pequeño puerto de vacaciones, con numerosos cafés, restaurantes, bares.

Días 4 y 5: Cala Gonone: excursiones y actividades en la zona

Durante estos días haremos dos preciosas excursiones en la zona del Supramonte y Gorropu.

Parque Nacional del Gennargentu y Golfo de Orosei: Varias de nuestras excursiones se desarrollan en el interior de este maravilloso espacio natural. El Parque ocupa casi sesenta mil hectáreas de uno de los paisajes más agrestes y montañosos de Cerdeña.

Declarado en 1989, casi todo el Parque queda dentro de la provincia de Nuoro. Dentro de la zona protegida hay 14 pueblos, pero la escasez de carreteras asfaltadas, los profundos valles y los picos desnudos le dan un aire de aislamiento. Las montañas de granito de Lamarmora, las rocas calizas del Supramonte, con su laberintos pétreos.

El Monte Tiscali, las gargantas de Su Gorrupu y los nacientes de Su Gologone. La espectacular costa, con acantilados que caen vertiginosos hacia el profundo azul del mar con calas perdidas a donde sólo se puede llegar caminando, calas de sugestivos nombres como Cala Luna, Cala Goloritzè, Cala Sisine, …, senderos a través de bosques de la más pura esencia mediterránea, encinares, robledales, antiquísimos bosquetes de enebros y sabinas, algunos de troncos retorcidos formando mil filigranas, algarrobos centenarios, olorosas higueras.

En fin, todo un deleite para nuestros sentidos que iremos descubriendo sobre nuestros pasos.

La Barbagia. Esta región de Cerdeña es la que mejor refleja el antiguo carácter de la isla. Las escarpadas montañas está recorridas por caminos de pastores y las aldeas dominan profundos valles. El nombre de Barbagia deriva del latín barbária, palabra utilizada por los romanos para designar las inaccesibles regiones del interior habitadas por bárbaros (cualquier cultura que no compartiese sus valores y creencias).

Poblada desde la prehistoria y rica en yacimientos arqueológicos, el corazón de Cerdeña resistió las invasiones romanas durante siglos y conservó sus ritos religiosos nuraghe hasta la llegada del cristianismo. Una comarca donde nunca fue fácil acceder debido a la intrincada orografía y a las escasas
vías de comunicación. Los habitantes, sin embargo, son a menudo hospitalarios y amables y la tradición es un elemento esencial de la vida local.

Las aldeas se llenan de vida durante las fiestas (muchas se celebran en verano) y los bares y tabernas son frecuentadas por lugareños deseosos de entablar
conversación con el extranjero…,y mucho más, si se enteran que venimos de la península ibérica. En Cerdeña, no se habla una sola lengua, son muchos los idiomas y dialectos que se hablan a veces en cada valle; algunos de ellos con muchas palabras provenientes del castellano y del catalán, siendo para ellos
un motivo de curiosidad y acercamiento hacia nosotros.

El sendero de Cala Luna. Una de las «joyas» del Parque Nacional, el recorrido o «percorso» de Cala Luna. Desde Dorgali el sendero se adentra en el salvaje paisaje del Supramonte, una cadena de montañas que corre paralela al mar. El sendero, de buen trazado, asciende cómodamente algunos metros para luego discurrir fundamentalmente en bajada. El paisaje de rocas desnudas se ve dulcificado cuando atravesamos bosques de encinas, sabinas y enebros, especies éstas muy longevas; algunos de estos árboles presentan ejemplares con cientos de años de historia, troncos muy bellos y retorcidos que forman curiosas y fantasmagóricas formas. Al fondo, el azul más azul de todo el Mediterráneo cerrará nuestra vista en lontananza.

Pasaremos al lado de una curiosa choza de pastores, característica construcción de piedra en forma de círculo con cubiertas de troncos de enebro y ramas, testigo fiel de la vida pastoril en estas montañas alejadas de todo. En la medida en la que bajamos iremos encontrando una vegetación más densa y frondosa que aprovecha las umbrías bajo las paredes rocosas que sobresalen centenares de metros sobre nuestras cabezas.

Así, disfrutando a cada paso de nuestro recorrido y casi sin darnos cuenta llegaremos a Cala Luna, un arco de arena blanca y dorada enmarcado entre el verde de la vegetación y el azul del mar. Tiempo para tomar nuestro picnic, una «Ichnusa» (cerveza de Cerdeña) o un refresco en el chiringuito de la cala, y relajarnos bajo el sol, y vamos al embarcadero donde nos espera el barco que nos llevará a Cala Gonone.

Características del recorrido: trekking de unas dos horas y media, la mayor parte en descenso hacia Cala Luna, con un desnivel de unos 350 m; la dificultad está relacionada con las características de un breve tramo del recorrido que, siempre en bajada, presenta terreno pedregoso y piedras sueltas (un poco resbaladizas), la última parte hasta la playa es en llano. Importante llevar botas de montaña.

La garganta de Gorropu…»un viaje al corazón del Supramonte». Entre las mas profundas de Europa, esta excursión esta considerada como visita obligada por su espectacularidad cuando nos acercamos al Supramonte. Un imponente modelado kárstico originado por movimientos tectónicos, que unidos a la acción erosiva del agua han dado vida a sus majestuosas paredes que en algunos lugares alcanzan los 400 m de altura. Caminar por su interior es una experiencia comparable a hacerlo bajo colosos que nos vigilan mientras nos hacemos cada vez mas pequeños.

Saldremos temprano por la mañana desde nuestro hotel en Cala Gonone, de nuevo en vehículos todo terreno que nos harán el acercamiento más agradable y sencillo .El acceso hasta la entrada de la «gola» de Gorropu se hace por el valle agrícola de Oddoene, pasando entre olivos y viñas, principal uso agrícola de los habitantes de la cercana Dorgali.

El entorno en su interior es único, salvaje, incontaminado, testimonio de las eras geológicas pasadas. Llegamos a la garganta con el coche todo terreno pasando por la SS (carretera estatal) 125, una carretera panorámica que domina el fértil valle de Oddoene.

El sendero que recorremos inicia en el paso de Genna Silana (1.000 m s.n.m); tras una caminata de unas 2 horas (desnivel de unos 450 metros), llegaremos al álveo del cañón y visitaremos su interior. Volveremos al coche todo terreno por otro recorrido (desnivel de 150 metros).

Día 6: Cala Gonone – Orgosolo – Santa Cristina – Cagliari

Tras desayunar dejamos el que ha sido nuestro alojamiento durante estos días. Antes de emprender nuestro viaje hacia el pueblo de Orgosolo, pararemos en un sitio arqueológico muy especial que se remonta al Bronce Medio (1800-1600 a.C.): la tumba de gigantes s’Ena e Thomes.

Nuestra ruta continúa a través de un sugestivo paisaje mediterráneo hasta llegar a Orgosolo, famoso por la película «Banditi a Orgosolo» de Vittorio De Seta (1960) y por sus cientos de murales pintados en las fachadas de las casas del pueblo. Las imágenes describen la vida severa de los pastores, la lucha por la tierra, las tradiciones sardas. Otras muchas imágenes nos muestran dibujos y reivindicaciones políticas de izquierdas con imágenes de los clásicos iconos como el Che Guevara o Salvador Allende.

También encontramos dibujos de Picasso como el Guernica, referencias a la Guerra Civil española y a poesías de Miguel Hernández.
Al mediodía, nos espera un delicioso almuerzo en compañía de los pastores de Orgosolo, que nos deleitarán con la bondad de sus productos y la excelente hospitalidad. Tras el almuerzo, dejaremos la Barbagia para trasladarnos en la vasta llanura del Campidano.

Durante el viaje, haremos alto en la aldea nurágica de Santa Cristina. Interesante yacimiento de esta extraña civilización donde se mantienen ruinas de nuraghes muy bien conservadas. Tambien, y es lo más curioso, encontramos el llamado «pozo sagrado», un templo dedicado a la diosa madre local que data del siglo XII a.C. El pozo está muy bien conservado y su arquitectura nos recordará a las construcciones «aztecas».

Justo al lado se encuentra un poblado altomedieval y la naturaleza sagrada del lugar se sucedio en los siglos con la construcción de la iglesia dedicada a Santa Cristina. Todo el lugar resuma quietud y son dignos demencionar los centenarios olivos que se asientan entre las piedras milenarias.

Tras la visita, recorreremos otra vez la carretera «131 Carlo Felice» hacia el sur, rumbo a la capital,
Cagliari, donde llegaremos a finales de la tarde.

Murales en Cerdeña. Los murales sardos aparecen por primera vez en Orgósolo en los años sesenta y pronto se convierten en
un rasgo característico del pueblo. Los temas de este peculiar género artístico son sátiros, políticos o sociales. Los estilos varían mucho, pero se caracterizan por su brillante colorido.

La Asociación Italiana Paesi Dipinti (Pueblos Pintados) fue fundada para conservar y dar publicidad a los pueblos con estos
murales y para estimular la creatividad y el intercambio cultural entre las distintas regiones.

Día 7: Cagliari

Tras desayunar, nos disponemos a realizar una visita guiada del centro histórico de Cagliari. Cagliari, capital de la isla, fue fundada por los fenicios, pero el legado histórico que más ha perdurado es el de los aragoneses. La fortificación de origen pisano, el Castrum Caralis, sigue dominando la ciudad.

El emplazamiento de la ciudad, protegida dentro de un golfo, ha hecho siempre de Cagliari un puerto importante. Los fenicios
escogieron durante los siglos VIII al VI a. C. la orilla este de la laguna de Santa Gilla como escala para los barcos comerciales que viajaban entre El Líbano y la
Península Ibérica.

Karalis (ciudad de piedra) pronto se convirtió en uno de los principales centros comerciales del Mediterráneo. La primera vista de la ciudad es el elegante bulevar de Vía Roma, paralelo al muelle y flanqueado por edificios porticados del siglo XIX.

Durante el día, la gente recorre esta animada calle comercial, parando en los cafés para relajarse y charlar. Detrás se extienden las estrechas calles y callejones de viejo barrio de Marina. Esta zona alojaba a los pescadores y mercaderes, pero ahora está llena de tradicionales tabernas y trattorie, así como tiendas de artesanía y de antigüedades. El

Barrio de Castello, la parte más antigua de Cagliari, fue construida por los pisanos y los aragoneses. Ubicado en lo alto de una colina y protegido por las murallas de la ciudad, estaba compuesto por palacios y mansiones aristocráticas. El centro del barrio lo ocupa la Piazza Palazzo con el Palacio Arzobispal y la
catedral.

La antigua ciudadela está rodeada por imponentes torres vigía que dominan las puertas de entrada. Interesantes edificios y monumentos se concentran en este histórico barrio: el Bastione de San Remy, la Porta dei Leoni, la Torre dell»Elefante, la Porta dei Leoni, la Via Lamarmora, ya Via Mercantorum.
Tarde libre.

Día 8: Cagliari – vuelo de regreso

Desayuno y resto del día libre para pasear por la ciudad y a la hora convenida traslado al aeropuerto de Cagliari Elmas y viaje de vuelta a España.

Fechas de salida: Del 6 al 14 de octubre de 2019

Duración: 8 días

Viaje en grupo:  Mínimo 20 personas / Máximo 28 personas

Precio por persona:  1239€ + Tasas aereas 69€ aprox.(a 24/05/19)

(Mínimo 18 personas)

Suplementos por persona:

  • Habitación individual: 190 €
  • De 10 a 19 personas: 99 €

HOTELES A UTILIZAR O SIMILARES:

Ciudad Alojamiento
Cagliari Hotel Italia 3*
Cala Gonone Hotel San Francisco 3*
Oristano Hotel Mariano IV Palace Hotel 4*

Condiciones

-Para pasajeros españoles, pasaporte con vigencia mínima de 6 meses a partir de la fecha de llegada a España. Consultar otras nacionalidades.

-Para reservar la plaza habrá que abonar el 40% del precio total del mismo previa confirmación de plazas y precio.

-El resto del viaje (60% del precio total) se abonaría en el momento de la emisión de la documentación.

ESTE VIAJE INCLUYE:

  • Vuelos desde Madrid con Iberia en clase turista
  • Traslados y recorridos en autobús o minibús según itinerario
  • Alojamiento y desayuno en hoteles indicados o similares
  • Una cena de bienvenida con especialidades sardas
  • Almuerzo con los pastores en Orgosolo
  • Recorrido en barco o lancha «motorfueraborda» de Cala Luna a Cala Gonone
  • Entrada a la cueva de Neptuno (Alghero)
  • Entrada a los complejos nurágicos de Gorropu y Santa Cristina
  • Entrada al recinto monumental de Tharros
  • Vehículos todoterreno para la excursión a Gorropu y Cala Luna
  • Guia acompañante
  • Seguro de viaje

NO INCLUYE:

  • Tasas aéreas con Iberia aprox. 69 € (a 22/03/19). Estas corresponden a impuestos y tasas gubernamentales. No sabremos su importe exacto hasta el momento de la emisión.
  • Entradas a museos o monumentos (excepto los mencionados en el apartado anterior)
  • Cualquier otro servicio no incluido en el apartado anterior

SUPLEMENTOS POR PERSONA

Tasas aéreas con Iberia aproximadas 69 € (a 22/03/19)

  • Habitación individual: 190 €
  • De 10 a 19 personas: 99 €

DOCUMENTACIÓN
Es necesario llevar Documento Nacional de identidad en vigor (o en su defecto Pasaporte), que no caduque mientras dure nuestra estancia. También se recomienda llevar la tarjeta sanitaria europea.

CLIMA
Mediterráneo pero atemperado dependiendo de la zona geográfica en donde nos encontremos en cada momento. En las montañas y durante el día la temperatura es agradable para caminar, refrescando por la noche. En las zonas de costa, igualmente la temperatura es agradable durante la mañana y la tarde. En las horas centrales del días hará calor si bien muy atemperado por las constantes brisas marinas que durante el verano se dan en el clima de la isla.

EQUIPAJE Y ROPA
Recomendamos muy especialmente llevar una bolsa de viaje y una pequeña mochila suplementaria (para las excursiones y útiles del día). Equipo recomendable a llevar: ropa ligera, botas de montaña tipo trekking o similar, gafas de sol y gorro/a o sombrero, protección solar, bañador y toalla (opcionales; la posibilidad de bañarse dependerá del clima), camisetas y camisas, pantalón largo, algún jersey o sudadera, plumífero (ligero) o chubasquero, forro polar (ligero), calcetines, cantimplora o bote para agua. Muy recomendable, bastón telescópico para andar (si lo usas habitualmente), prismáticos y cámara de fotos. Es muy importante controlar las previsiones meteorológicas al momento de hacer la maleta:
https://it.windfinder.com/forecast/sardegna.

GUÍAS
El Guía responsable tiene como labor organizar las rutas, velar por la buena marcha del viaje, integrar a todos en la zona, informar y orientar sobre los aspectos más interesantes de los lugares que visitamos, así como decidir cualquier cambio de ruta si existiesen causas justificadas para ello o imprevistos meteorológicos y atendiendo siempre a la seguridad del grupo.
No actúa como Guía local en las visitas a ciudades o monumentos.

EXCURSIONES
Las excursiones a pie que planteamos en este programa se tratan de cómodos recorridos a pie con desniveles asequibles a cualquier persona que le guste caminar. En el itinerario se han comentado los diferentes itinerarios, horarios y desniveles, a esta información nos remitimos.

DINERO
Zona Euro. Las tarjetas de crédito más utilizadas son VISA, MASTER CARD y AMEX, si bien en los pueblos de montaña por donde nos movemos pocos comercios aceptan las tarjetas de crédito.

COMIDAS Y BEBIDAS

Se incluyen los desayunos y la cena de bienvenida que realizaremos en Oristano con platos con especialidades sardas y el almuerzo con los pastores en Orgosolo. El resto de las comidas no están incluidas. Para cuando estemos de excursión en zonas de montaña o naturaleza (donde no sea posible encontrar algún bar o restaurante) deberemos llevar nuestra propia bolsa de avituallamiento.

El/la guía dará indicaciones al efecto y podremos comprar algunas vituallas para podernos preparar un picnic durante la excursión. Para el resto de almuerzos y cenas se puede optar por disfrutar de la excelente gastronomía que nos ofrece la isla: por supuesto las pastas como los culurgiones que son raviolis rellenos de puré de patatas, yemas de huevo, menta y queso servidos con tomate o salsa de carne.

Los malloreddus son gnocchi (bolas de masa) servidos con salsa de tomate natural, sachichas picadas y azafrán. El pane frattau se hace con rebanadas de pan carasau mojadas en caldo y aderezadas con queso pecorino, salsa de tomate y huevos. El stufato di capretto es un estofado de cabrito con alcachofas y azafrán.

La burrida es pescado marinado durante un día con ajo, perejil, avellanas y vinagre. El porceddu es un cochinillo asado a la brasa. Los quesos sardos: los de cabra frescos como el caprino, fiore sardo, la ricotta o el pecorino (de oveja); los quesos de montaña de Dorgali; las siempre socorridas pizzas y por supuesto los mil y un pasteles y helados que por todos lados encontraremos en los diferentes establecimientos de la isla.

Mención aparte merecen los vinos. Las primeras vides llegaron a Cerdeña de mano de los fenicios. Hoy la isla produce excelentes y curiosos vinos. Entre los tintos destacamos el Cannonau, el Carignano de Sulcis y el Campidano de Terralba. Los vinos blancos son también excelentes, el Nuragus es una uva blanca muy extendida. El Vermentino, el Semidano, seco y afrutado. Entre los dulces destacan el Vernaccia y el Moscato de Cerdeña.

En muchos lugares de la isla encontraremos las llamadas «Cantinas Sociales» (Pequeñas Bodegas) que se pueden visitar y degustar los vinos de la zona.
El licor llamado «abbardiente» (del español aguardiente) es una modalidad de grappa que está muy extendida por toda la isla, sobre todo en las regiones del interior. La cerveza local llamada «Ichnusa» está muy buena y de seguro que al final del viaje nos habremos tomado más de una.

MÚSICA
La música sarda es extremadamente viva, muy escuchada por toda la gente sarda y, aunque muy arcaica, es apreciada también por los jóvenes sardos que tienen una fuerte relación con sus tradiciones.
El canto más famoso y peculiar es el llamado «a tenores», canto solista en lengua «sarda» acompañado por tres cantantes que emiten sonidos guturales.

SEGUROS
El seguro incluido es con ERV (Compañía Europea de Seguros) póliza Nº: 07620002840
Con las siguientes coberturas:
EQUIPAJES: Pérdidas materiales………………………………………………………………… 151 Euros
ASISTENCIA: GASTOS MÉDICOS, QUIRÚRGICOS Y HOSPITALIZACIÓN:
Por gastos incurridos en España, derivados de una enfermedad o accidente
ocurridos en España…………………………………………………………………………………. 602 Euros
Por gastos incurridos en el extranjero, derivados de una enfermedad o accidente
ocurridos en el extranjero…………………………………………………………………………. 6.000 Euros
PRORROGA DE ESTANCIA EN HOTEL con 61 Euros/día, hasta un límite
de………………………………………………………………………………………………………………..610 Euros
DESPLAZAMIENTO DE ACOMPAÑANTE POR HOSPITALIZACIÓN…………………….. Ilimitado
ESTANCIA DEL ACOMPAÑANTE DESPLAZADO con 61 Euros/día, hasta un límite de…. 610 Euros
REPATRIACIÓN O TRANSPORTE SANITARIO DE HERIDOS O
ENFERMOS………………………………………………………………………………………………….Ilimitado
REPATRIACION O TRANSPORTE DE
FALLECIDOS…………………………………………………………………………………………………..Ilimitado
BILLETE DE REGRESO DEL ASEGURADO POR FALLECIMIENTO
DE UN FAMILIAR DIRECTO……………………………………………………………………………. Ilimitado
RESPONSABILIDAD CIVIL PRIVADA……………………………………………………………. 6.011 Euros