5 Mitos falsos que deberías desterrar sobre los viajes de aventura.

Hay mucha gente que nunca se haría un viaje de aventura por motivos que, en muchas ocasiones, o son infundados, o se deben a mitos que circulan sobre los mismos que muchas veces no concuerda con la realidad.

En este post vamos a desechar algunos de esos mitos para que tengas más claro como es realmente un viaje de aventura.

1. Implican cosas como saltar de un puente o nadar con tiburones – FALSO

Viajes de aventura

Dime la verdad ¿Qué te viene a la mente cuando digo «viajes de aventura»? Coger serpientes, descender rápidos, escalar montañas, saltar al vacío,  comer escorpiones o nadar entre icebergs como dios te trajo al mundo, ¿verdad?

Déjame contarte un gran secreto: el viaje de aventura es tan extremo como tú te lo imagines. La aventura es relativa y dinámica. Y no solo eso. El concepto que una persona tiene de aventura no tiene por qué ser el mismo que el que tienes tú. Todo depende de lo que esperes.

De hecho ni siquiera es un concepto fijo o estático y lo normal es que vaya cambiado con el tiempo.

Al final un viaje de aventura es cualquier tipo de viaje que sacuda tu rutina, que te saque de tu zona de confort y que te empuje más allá de tus límites conocidos. Eso puede ser ir en bicicleta por Ásia, escalar una montaña o tomar un café con alguien que no habla tu idioma.

Muchas personas buscan en estos viajes lo que es la “descarga de adrenalina”. Y como cualquier droga, la persona que es adicta a tal descarga irá incrementando el riesgo de la actividad con el fin de generar más adrenalina cada vez. Con lo cual lo que antes les parecía arriesgado y toda una aventura ahora se les queda corto.

Al final el viaje de aventura es lo que tú quieres que sea. Ignora toda publicidad que te diga que aventurer@ es aquella persona que hace esto o aquello y define lo que tú y solo tú esperas de una aventura.

2. Son viajes caros – FALSO

En base al concepto comentado en el apartado anterior hay mucha gente que considera que los viajes de aventuras son caros. Y hay que decir que esto también es bastante relativo.

Es posible que escalar el Everest o navegar hasta el Polo Sur no sea barato, pero hay muchas formas de vivir una aventura y muchas ofertas y lugares con diferentes precios donde disfrutar de experiencias increíbles sin dejarnos un riñón.

Todo esto forma parte de la planificación del viaje. En ocasiones tendremos que renunciar a cosas o ahorrar en otras para poder permitirnos hacer la actividad con la que llevamos tanto tiempo soñando.

Para ello es importante crear una lista de prioridades: Buceo o paseo en globo. Tal vez en un principio no puedas permitirte hacer ambas cosas, pero si lo deseas con todas tus fuerzas, aunque salga algo caro, debes preguntarte hasta qué punto es importante para ti ¿Es algo que vas a recordar el resto de tu vida? ¿Merece la pena renunciar a otras cosas por disfrutar de esas experiencias?

Si es que sí, siempre puedes intentar recortar en otras partidas como alojamiento, comida o transportes para poder permitirte ciertas experiencias.

De hecho muchas personas  interesadas en disfrutar de experiencias como las descritas anteriormente suelen renunciar a ciertas comodidades del viaje para poder permitírselas.

No obstante, si está interesado en deportes extremos o actividades de aventura, cosas como reservar con cierta antelación o viajar en grupo puede reportarte mejores precios.

Pero como decíamos antes, la aventura no tiene por qué ser cara. Salvo ciertas actividades organizadas, muchas de las aventuras que componen un viaje de este tipo no tienen por qué suponer un gran desembolso.

Un viaje en furgoneta con más gente durmiendo en la carretera, acampar bajo las estrellas junto a un lago o subirte un fin de semana a la montaña a hacer senderismo son opciones de viaje extremadamente económicas a la par que aventureras.

No importa a donde viajes, siempre puedes salir de su zona de confort y probar algo aventurero sin gastar una fortuna. 

3. Son viajes superficiales – FALSO

Viajes de aventura

Sí, es cierto, como decíamos antes hay muchas personas que hacen estos viajes por la adrenalina que suponen o por tener una historia increíble que contar a sus amigos a su vuelta y con ello mejorar su imagen social.

Un viaje de aventura es mucho más que eso. Un viaje de aventura puede hacerte mejor persona, abrir tu mente o conseguir que se tambaleen muchas de tus creencias.

Un viaje de aventura te permitirá vivir experiencias únicas, te obligará a desafiarte a ti mismo, a vencer tus miedos e intentar algo diferente, o incluso aterrador. Hacer cosas que la mayoría de la gente simplemente nunca se atrevería a hacer, puede hacerte sentir como el mismísimo Superman.

La aventura te conduce a tener más confianza y más independencia. Los viajes de aventura lo hacen aún más porque ya no estás en la comodidad de tu hogar o en un lugar familiar. Te enseña a ser atrevid@ y a encontrar tu valor.

No hay nada más poderoso y desconcertante que estar al borde de una gran decisión en la que te ves preguntándote a ti mism@ ¿Puedo hacer esto? ¿Tengo lo que se necesita para llevarlo a cabo?

Si esa pregunta surge al borde de un puente del que estás a punto de saltar o surge mirando una tarjeta de embarque antes de coger un vuelo hacia quién sabe dónde, simple y llanamente, depende de ti.

4. Requieren que estés en forma – FALSO

La imagen que normalmente tenemos de las personas que practican deportes de aventura es sin duda la de una persona atlética y en buena forma, bronceada, fibrosa y con un sombrero a lo cocodrilo Dandy, casi como si su rutina fuera luchar con tiburones antes del desayuno, saltar de una cascada después de comer y correr 20 km todos los días antes de la cena. Pero una imagen es solo eso, una imagen.

Lo cierto es que la realidad suele moverse justo al lado contrario. La mayoría de la gente parece, y de hecho suele ser, completamente normal.

Si bien sí que es cierto que existen actividades que exigen estar en forma, como hacer un trekking a gran altitud con una mochila durante un mes por el Himalaya o recorrerte Vietnam en bicicleta, en su mayor parte, los viajes de aventura son mucho más mentales que físicos.

Es una cuestión de si estás o no a la altura del desafío, si quieres esforzarte para tener una experiencia única en la vida. Puede que tu mayor aventura y con lo que te conformes sea echarle leche condensada al café pero si sueñas con cometer locuras mayores o ser una persona más aventurera, no dejes que el miedo a no estar en forma te detenga.

Simplemente adapta el viaje a tu condición y deja tus miedos aparcados en casa.

5. Son siempre viajes arriesgados y peligrosos: FALSO

Viajes de aventura

Cualquier cosa desconocida o incómoda puede parecer peligrosa pero a la hora de la verdad no tiene por qué ser para tanto.

A pesar de que evidentemente todo viaje, solo por movernos y coger transportes ya implica siempre un riesgo de accidente, la realidad es que muchas actividades de aventura no tienen por qué suponer una amenaza mayor que las que nos encontramos cada día en casa. 

Por supuesto, hacer un salto base en Australia evidentemente es mucho más peligroso que salir a cenar con amigos, dado que es algo más extremo pero en muchas otras actividades los riesgos de accidente son relativamente bajos.

Si es cierto que para muchos el riesgo de estos viajes es lo que los hace atractivos pero no hay que olvidar que existe una amplia gama de lo que se considera aventura, y lo mismo puede decirse de los riesgos asociados.

Aquí es importante siempre evaluar el riesgo y decidir si queremos o no asumirlo. La preparación y la investigación son las cosas más importantes que puedes hacer antes de elegir una aventura.

Y por supuesto nunca hacerlo sin llevar un seguro de viaje adecuado. A veces lo más inesperado puede terminar en percance y es súper importante estar bien cubiertos.

Esperamos haber disipado muchas de tus dudas  y que, si aún no lo has hecho, te animes a dar el paso y a vivir tu propia aventura. En el siguiente enlace te dejamos el catálogo de nuestros viajes. Un saludo viajero!

Ahora solo nos queda pedirte el favor de ayudarnos a compartir esta página en tus redes sociales para que podamos llegar a más gente que necesite de nuestra ayuda en temas de viajes de aventura en grupo. Solo tienes que hacer click en alguno de los botones que verás abajo. ¡Mil gracias!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest