Angkor Wat, una maravilla del mundo en Camboya.

Siem Reap no es la capital de Camboya pero sin duda es la ciudad más famosa y el mayor atractivo turístico del país gracias a los maravillosos templos de Angkor Wat. Más de 2 millones de turistas acuden cada año al complejo religioso más grande del mundo.

Es Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y el sueño de muchos viajeros por ser una parada fácil y asequible cuando se visita el sudeste asiático y que sin duda merece la pena.

Algo muy interesante de Siem Reap es que sientes que mucha gente quiere ayudarte en tu viaje. Los camboyanos, al menos en esta zona, valoran mucho a los turistas y generalmente son muy hospitalarios. Aun así siempre hay que tomar ciertas precauciones pero en general la gente es muy amable.

También los precios. Un tuk-tuk que te recoja por la mañana, te lleve a ver los templos principales y te devuelva al hotel puede salirte por unos 20$. El alojamiento puede salirte por unos 7-8$ la noche.

También el resto de bienes en general suelen ser más baratos en Camboya que en su vecina Tailandia. En la ciudad encontrarás mercados para comprar prácticamente cualquier cosa. Lo ideal a la hora de visitar los templos es comenzar disfrutando del maravilloso amanecer de Angkor Wat, que es el gran templo cuya silueta habrás visto en cientos de fotos.

Angkor wat camboya

Ahora no esperes estar en soledad íntima. Mucha gente se concentra allí con sus cámaras para ver el amanecer por lo que es aconsejable ir temprano y pillar un buen sitio, sobre todo si también queremos grabar o hacer fotos.

No hay sitios mejores que otros, el mejor consejo que te podemos dar es colocarte lo más adelante posible donde tenga haya el menor número posible de teléfonos a tu alrededor. El amanecer en sí dura unos 10-15 minutos. Después de eso, todos se dispersan.

Puedes comprar tu ticket de entrada en la oficina principal antes de entrar, además aceptan tarjetas de crédito. La taquilla todavía está algo lejos del sitio en sí. Lo recomendable es hacerlo el día anterior a la visita.

El Templo de Angkor Wat es el templo principal. Fue construido para honrar al dios Vishnu y alguna vez fue la ciudad más grande del mundo. Está rodeado por un foso de 650 pies de ancho y 3 millas de largo.

Es el producto del trabajo de más de 3.000 trabajadores. Originalmente, Angkor Wat fue construido como un templo hindú y luego se convirtió en un templo budista, basado en la religión del monarca gobernante.

También verás a algunos de los habitantes salvajes de los templos, típicamente monos macacos de cola larga, pasando el rato durante todo el día. No te acerques a los monos, y bajo ninguna circunstancia debes alimentarlos. Se sabe que son agresivos y roban pertenencias, por lo que es mejor mirarlos y fotografiarlos desde la distancia. También puedes encontrarte monjes budistas por la zona que estarán encantados de bendecirte si te acercas a ellos, toda una experiencia para los mas creyentes.

Debes saber que son muchos los templos que hay en la zona, tantos que podrías tirarte una semana recorriéndolos. Aquí te dejamos algunos que para nosotros son imprescindibles:

Bayan temple

El templo Bayan fue construido más de 100 años después de Angkor Wat. Bayan es famoso por las muchas caras que verás talladas en las torres, todas en grupos de cuatro.

Las cuatro caras son imágenes del Avalokiteshvara, la manifestación temprana de Buda, y significan la omnipotencia y el ojo vigilante del rey que lo construyó. Las caras se extienden por 54 torres, una para cada provincia del Imperio Khmer, y más de 11,000 figuras adornan el templo. Verás la imagen de la serpiente representada en toda la ciudad.

En la cultura budista, la serpiente es un signo próspero y poderoso, ya que la serpiente ayudó a Buda a alcanzar el nirvana enroscándose a su alrededor y protegiéndolo del mal. El templo se encuentra precisamente en el centro de Angkor Thom, el nombre de la antigua ciudad capital, y permaneció sin descubrir durante muchos años, camuflado por sus alrededores. Hoy ha sido ampliamente renovado gracias a la ayuda y la financiación de Japón y es un templo que no te puedes perder.

Ta Phrom temple

Ta Phrom ahora se conoce comúnmente como el templo Tomb Raider, Angeline Jolie es prácticamente una heroína nacional aquí por haberle dado tanta difusión a esta parte de Camboya. La parte realmente impresionante de este templo son los árboles de Banyan. Comienzan como un higo, aterrizando inocentemente en el suelo para después germinar, y antes de que te des cuenta, atravesar los techos de piedra o apoderarse completamente de la planta de un edificio.

La belleza de este templo radica en el hecho de que está en su mal estado. Tiene un toque romántico y es perfecto para fotos. Sin embargo, a diferencia de las películas, no hay ningún elemento subterráneo que explorar. Todo se encuentra por encima del suelo. Este templo también está notoriamente lleno en todo momento de visitantes gracias a la fama de la película.

Hay puestos de vendedores y recuerdos disponibles de Angkor Wat cerca de los templos, pero encontrará mejores ofertas comprando en los mercados de la ciudad. Además, es una carga pesada el tener que llevar bolsas con el calor que hace a partir de las 11-12 de la mañana. Procura hidratarte bien porque te advertimos que se suda.

Ta Keo temple

Ta Keo es un templo incompleto que cuenta con un foso, cinco torres de 50 metros de altura y una pirámide de 22 metros de altura. En algún momento del siglo X o XI, el rey Jayavarman V ordenó la construcción de Ta Keo.

Se construyo una enorme estructura dedicada a la deidad hindú Shiva, con la esperanza de que algún día se convirtiera en el nuevo templo estatal del Imperio Khmer. Desafortunadamente, Jayavarman V murió antes de que el templo estuviera terminado. La construcción de Ta Keo se reanudó bajo el rey Jayaviravarman y el rey Suryavarman I. Pero tampoco pudieron terminarlo.

Según la leyenda, el templo fue abandonado permanentemente cuando un rayo golpeó una de las torres del templo. El pueblo jemer interpretó este evento como un mal presagio. Las torres de Ta Keo se asientan sobre un zigurat de 22 metros de altura (pirámide escalonada). El zigurat consta de cinco niveles.

Los dos niveles inferiores son lo suficientemente amplios como para soportar jardines y patios, pero los tres niveles superiores son apenas lo suficientemente amplios como para caminar. Por esta razón, escalar la pirámide de Ta Keo es bastante difícil. Las escaleras son empinadas y la altura puede ser desalentadora. Asegúrate de llevar un buen par de zapatos y observa tus pasos.

El templo fue uno de los primeros, si no el primero, en erigirse completamente de piedra arenisca. Si este templo no hubiera sido abandonado durante la etapa de ornamentación, seguramente sería uno de los mejores ejemplos de arquitectura jemer.

Sin embargo y a pesar de la precisión demostrada en su construcción, Ta Keo parece simple en comparación con las ornamentadas fachadas de los templos vecinos. Solo unos pocos adornos fueron terminados en Ta Keo. Como resultado, los visitantes y los arqueólogos pueden obtener una vista transversal de la construcción del Templo de Angkor. Debido a las escaleras empinadas y peligrosas de Ta Keo, es mejor ver este templo temprano en la mañana. Desayune bien, beba mucha agua y prepárese para subir escaleras.

Bueno pues esperamos que hayáis disfrutado de este breve paseo por Angkor wat, sin duda una de las grandes maravillas de Camboya y del mundo. Esperemos que os animeis a visitarlo, ¡Estamos seguros de que no os defraudará!