GUIA DE VIAJE A CAMBOYA  

 Hacer un viaje a Camboya es algo totalmente diferente a lo que estamos acostumbrados. Camboya cautiva a quien la conocesu magia, que fusiona mundos antiguos con modernos, su naturaleza salvaje, su vida rural, sus paraísos de costa, su gastronomía, sus habitantes que siempre te reciben con una sonrisa hacen que este país poco conocido, con una historia un tanto trágica, sea el protagonista de un viaje de aventura inolvidable.  

Cuando marcamos Camboya en el mapa nos viene a la mente la imagen de Angkor Wat, un lugar increíble y máximo exponente de los jemeres solo comparable con una selección muy exclusiva de lugares del planeta como puedan ser Machu Picchu o Petra.

Aseguramos que Angkor Wat es una maravilla del Mundo, es algo que te deja con la boca abierta y no puedes más que deleitarte y disfrutar de su magnitud, pero en nuestro viaje también descubrimos un sinfín de lugares, gentes y paisajes que hacen que Camboya no se limite solo a Angkor Wat

Camboya es uno de los países que forman parte de la antigua Indochina, junto con Laos y Vietnam. Este país tiene frontera con Tailandia, Laos y Vietnam y está dentro de la ASEAN. Al igual que Laos su desarrollo es menor que el de sus vecinos Tailandia Y Vietnam, pero poco a poco están consiguiendo un   crecimiento considerable.  

Camboya atrapa desde el momento en el que pones un pie en ella, te atrapa su gente, su comida, sus calles, sus contrastes, sus templos, su riqueza cultural y sus enigmáticos lugares. Es muy probable que si haces un viaje a Camboya quedes totalmente enamorad@ del país y de su gente. Advertid@ estás… Y si no tienes compañeros de viaje siempre puedes apuntarte a uno de nuestros maravillosos viajes en grupo!

1. Que ver en Camboya

Que ver en Camboya

Como os comentábamos antes, cuando se habla de Camboya, te viene a la cabeza la imagen Angkor Wat, pero Camboya es mucho más. Tiene una superficie de 181 035 km² y una población estimada en 2016 de unos 16 millones de habitantes. El país se divide en cuatro zonas:  Centro de Camboya, Noroeste de Camboya, Este de Camboya y Costa Sur  

1.1 Centro de Camboya

Centro de Camboya

Vamos a empezar nuestro viaje a Camboya hablando de su capital, Phnom Penh, una ciudad que hechiza a todo el que la visita. En su visita no puedes perderte su elegante Palacio Real, las túnicas color azafrán de sus monjes, la arquitectura francesa colonial, los aromas a cidronela, su vibrante rivera del Mekong donde se concentran cafés y una vida muy animada.  Antaño Phnom Penh  era conocida como la “Perla de Asia” pero por desgracia su resplandor fue empañado por su trágica historia, aunque poco a poco la ciudad va resurgiendo y recuperando una parte de ese esplendor que un día la hizo grande. 

Koh Dach, o “isla de la Seda”, esta hermosa isla del Mekong se encuentra a 15 kilómetros al sureste de Phnom Penh. Es famosa por sus trabajos artesanales de seda, y se podrán visitar casas para ver cómo trabajan las hilanderas o en un recorrido de un día por la calle se podrán ver numerosas tejedoras de seda.   

 

 1.2 Noroeste de Camboya

Noroeste de Camboya

El en Noroeste de Camboya se encuentra la joya de la corona y dispone de los puntos más impresionantes y más recomendables para visitar en nuestro viaje a Camboya. 

Siam Reap, es conocida por ser la puerta de entrada a los Templos de Angkor Wat, sin embargo la ciudad y sus alrededores disponen de mucho más que ofrecer. Se trata de un destino con una gastronomía Jemen espectacular tanto en sus restaurantes de nivel como en sus mercados con comida callejera, sus mercados y galerías de arte. Y no olvidar el Lago Tonlé Sap, con sus aldeas flotantes que parecen salidas de otro mundo.  

Battambang, reposada ciudad a las orillas de río con su arquitectura colonial y una creciente actividad artística y cultural. A pesar de la ser la segunda ciudad del país, tiene un ambiente de población pequeña que te hará disfrutar a un ritmo lento y apreciando la esencia de la vieja capital del país.  

Kompong Chhang se trata de una agradable ciudad a las orillas del río Tonlé Sap, desde donde se pueden visitar las aldeas de Phoum Kandal y Chong Kos o dar un paseo en bicicleta por Koh Paen, isla en la cual no existen vehículos a motor.   

1.3 Este de Camboya

Este de Camboya

Podemos decir que es la zona menos conocida de país pero no por ello debes dejar de visitarla si vas a hacer un viaje a Camboya. Esta zona es muy interesante dado que comprende muchos paisajes y grupos étnicos que se ubican en las zonas montañosas donde se ha implantado un modelo de ecoturismo que pretende frenar la tala de árboles que hasta la fecha se venía realizando masivamente. Podrás disfrutar de en esta zona de cascadas que ensordecen, ríos serpenteantes, lagos volcánicos, actividades de aventura, trekking, tirolinas… 

Kompong Cham, es una pequeña ciudad que se encuentra en la orilla del río Mekong, un destino donde puedes disfrutar de su encanto de tranquila ciudad a las puertas de entrada de una zona de templos antiguos. Sin duda, un lugar donde apreciarás la auténtica Camboya. 

Kratié,  ciudad ribereña, uno de los destinos más auténticos del este de Camboya, donde podrás disfrutar de una de las más bellas puestas de sol del Mekong. Es el punto más famoso donde conocer los delfines del Irawadi, es un enclave perfecto para explorar las zonas rurales colindantes.  

Sen Monorom, es la capital de la provincia Mondol Kirí, lo atractivo de esta zona es que puedes adentrarte en las montañas para conocer las aldeas bunong, que suele hacerse en trekking de uno o dos días. En esta zona también se encuentra Elephant Valley Project, se trata de un proyecto en el cual lo único que interactuarás con los elefantes será caminar y divisarlos de lejos.  

1.4 Sur de Camboya

Sur de Camboya

Después de visitar la ciudad de Phnom Penh y de peregrinar entre templos y montañas, llegar a la costa de Camboya es como llegar al paraíso. Tienes opciones de todo tipo, desde visitar pueblos de pescadores a disfrutar de playas de arena blanca o degustar un delicioso cangrejo a la pimienta. Y si buscas diversión también la tienes asegurada. 

Kep. Ciudad fundada en el 1908 por los colonos franceses como ciudad de descanso para la élite francesa. Merece una visita para probar sus cangrejos picantes y para descansar en alguno de sus bellos hoteles-boutique.  

Kampot. En el sur de Camboya podemos encontrar este pequeño pueblo de costa famoso por su producción de pimienta y donde su población lleva una vida de lo mas sosegada. Sin duda un lugar con un gran reclamo para los mochileros tras un largo viaje.  

Islas del sur. Cuando pensamos en una isla desierta en la cual acampar en la playa o relajarse en una hamaca entre dos palmeras sin que nadie te moleste, sin saberlo, estamos pensando en las islas de Koh Rong, al sur de Camboya.

Podrás relajarte al sol, hacer snorquel o disfrutar de una maravillosa comida frente al mar. Y si además eres atrevid@ podrás sumergirte en mitad de la noche entre plancton luminiscente y disfrutar de una experiencia mágica.

Sihanoukville. como ciudad nunca ganarían el premio a ciudad más bonita de Camboya. Sin embargo si hay algo destacable es la posibilidad de disfrutar de  una de las playas más bellas del sudeste asiático. Y es que aun siguen quedando remansos de paz en los que descansar y recuperar fuerzas después del ajetreo de las visitas por el país.  

Koh Kong, es una ciudad fronteriza con Tailandia que en épocas pasadas fue una zona deprimida pero que poco a poco ha ido mejorando hasta convertirse en una zona de paso de viajeros que buscan descanso. La ciudad en sí no tiene un gran atractivo, pero sus alrededores merecen pasar un par de días. 

Sin duda es una zona que no os podéis perder dentro de vuestro viaje a Camboya. 

2. Playas de Camboya 

Playas de Camboya 

Camboya cuenta con una pequeña zona al sur del país donde se esconden playas realmente increíbles. Sin duda es uno de los secretos mejor guardados de este humilde país del sudeste asiático. A pesar de que son sus vecinos los grandes receptores de turismo asiático, las playas de Camboya no tienen nada que envidiar a las del resto de la zona.

 

3. Islas de Camboya

Islas de Camboya

Cuando alguien hace un viaje a Camboya no puede imaginarse hasta que no lo ve, las maravillas que esconde este país en sus costas. Salpicando el Golfo de Tailandia, se pueden encontrar unas pequeñas islas que cuando pongas el pie en ellas pensarás que has llegado al paraíso. Toda la fama y el turismo masivo se lo llevan sus vecinas de Tailandia, pero estás no tienen nada que envidiar a las más idílicas islas tailandesas y son mucho menos conocidas que estas. Un lugar donde todo lo que tengas que hacer sea escuchar como rompen las olas mientras disfrutas de un zumo natural fresquito. Pineapple island, Koh Rong y Koh Rong Sanloem son tres paraísos que no debes dejar de visitar. 

  

4. Parques nacionales en Camboya

Parques nacionales en Camboya

Camboya es un país del sudeste asiático que, más allá de su fama por los templos de Angkor Wat, ofrece una amplia oferta de turismo de naturaleza y aventura. Ésto se debe a que goza de una gran biodiversidad con multitud de especies además de disponer de una zona de tierra protegida de más de 43000km2, lo que supone en torno al 25% del país. Además tiene declaradas más de 23 zonas como parques nacionales, reservas naturales, paisajes protegidos y zonas de usos múltiples.  

Si eres una amante de la naturaleza sin duda vas a disfrutar mucho a lo largo de tu viaje a Camboya de todo lo que puede ofrecerte este país.

 

5. Tradiciones en Camboya 

Tradiciones en Camboya

Lo más importante y excitante cuando se llega de nuevas a un País es intentar comprender como es su cultura y costumbres con el fin de conocer mejor la forma de vida de su población. Una de las cosas en las que más hincapié hacemos desde Sal de la Rueda durante nuestros viajes es en la posibilidad de tener una inmersión cultural en el país. De este modo conseguiremos que la experiencia de nuestro viaje a Camboya en este caso sea máxima y no pasemos por el lugar sin más. Queremos que una pequeña parte de ese país se quede en nosotros, que nuestra experiencia en el viaje sea única y que seamos capaces de llevarnos para siempre en nuestro recuerdo la esencia de ese lugar. Por lo que vamos a intentar explicaros lo mejor posible en que se basa la cultura en Camboya y cuáles son sus costumbres, para que durante nuestro viaje seamos lo más respetuosos con ellas.  

Tras su época gloriosa como gran imperio Angkor, el pueblo camboyano ha sufrido muchas guerras en las que han resultado perdedores, acontecimientos que dramáticamente han determinado mucho su carácter. A simple vista parece un pueblo feliz y tranquilo pero a lo largo del viaje uno va viendo como siguen cargando con los horrores de su pasado y luchan cada día de un modo heroico por salir adelante. Es por ello que consideramos fundamental el compartir  con vosotros todo lo aprendido sobre la cultura camboyana y sobre su pasado para que podáis tener una visión mas clara sobre su modo de vida y sus costumbres. 

5.1 Breve historia de Camboya

Breve historia de Camboya

Es difícil dar forma y explicar de una forma amable la terrible historia de un país que a pesar de sus luces alberga multitud de sombras. Es sin duda uno de los puntos mas duros del viaje a Camboya. 

Lo que hace famoso a este país sin duda es Angkor Wat, y al ver esta maravilla del mundo uno puede pensar que Camboya ha debido tener una historia gloriosa como los Incas de Mesoamérica o los Egipcios. Diversos estudios muestran que Camboya fue de los primeros territorios habitados del sudeste asiático, donde llegaron los primeros habitantes en torno al 1000 y 2000 antes de Cristo, cuando se establecieron las rutas de mercancías entre China e India y aparecen los primeros asentamientos humanos en el Delta del Mekong. 

Su época histórica dorada fue  cuando Jayavarman II se auto-proclamó rey y fundó el imperio jemer en el año 802 d. C., el cual logró sobrevivir durante seiscientos años en los que consiguió dominar gran parte del Sudeste Asiático y expandir sus territorios hasta lo que hoy en día es el centro de Vietnam. Y es que durante este periodo llego a acumular un gran poder y riquezas lo cual desembocó, con una fuerte influencia India, en la construcción de los monumentales tempos de Angkor Wat, Patrimonio histórico de la Humanidad. Tras la muerte de Jayavarman VII, su poder y fuerza fue disminuyendo y finalmente en el siglo XV, su capital Angkor cayó en manos del  reino de Ayutthaya pasando a ser gobernada por sus vecinos Tailandeses y Vietnamitas. Esta situación se prolongó hasta que los franceses la convirtieron en protectorado a mediados del siglo XIX con el fin de asegurar su protección ante los tailandeses y vietnamitas. 

La segunda guerra mundial trajo consigo el siguiente capítulo de la historia camboyana cuando el control de Indochina pasó a manos japonesas. Al finalizar la guerra los franceses intentaron recuperar el control de la zona pero el Rey Norodom comenzó su cruzada personal para conseguir la independencia y los franceses abandonaron Camboya en 1953. 

A pesar de los esfuerzos del rey Norodom por mantener la neutralidad, la guerra de Vietnam  acabó salpicando de lleno a Camboya. La llegada al poder de Sihanouk fue visto por los EEUU como una amenaza comunista. Con el respaldo de Estados Unidos se dio un golpe de Estado, durante el cual los EEUU atacaron aéreamente el país matando a miles de camboyanos, finalmente consiguieron  expulsarle del país obligándole a ir a China. Mientras tanto, en Camboya, el Khmer Rouge se aprovechó de la difícil situación de Sihanouk y la Guerra de Vietnam, lentamente hizo su movimiento para ganar poder.  

En 1975 las tropas de los jemeres rojos tomaron Phnom Penh y se hicieron con el control del país incluso llegando a cambiar incluso su nombre a Kampuchea.  Durante los próximos cuatro años la historia de Camboya entra en su fase más oscura en los que la vida de esta gente se convirtió en un verdadero infierno. Es la época más sangrienta de su historia con un genocidio que acabó con más de un cuarto de la población (entre 1 y 3 millones de camboyanos). En 1979 tropas vietnamitas tomaron Phnom Penh comenzando así la ocupación Vietnamita que duraría hasta 1989 durante la cual los jemeres rojos se replegaron en la frontera con Tailandia desde donde combatieron a las tropas vietnamitas y al propio ejército camboyano durante casi dos décadas. Fue en esa época en la que ambos bandos sembraron de manera indiscriminada el territorio de minas. Estas “municiones durmientes” siguen matando y mutilando cada día a la población de Camboya.

Sin duda, se trata de una historia muy dura, aún a día de hoy se ven vestigios de la guerra y la dictadura. Además de estar afectada por las minas, Camboya sufre el legado letal que dejó la guerra de Vietnam en los años sesenta: las municiones de racimo. Estos dispositivos están diseñados para estallar en el aire y sembrar kilómetros de tierra de pequeñas bombas; muchas de las cuales sólo estallan cuando se las manipula. 

5.2 Costumbres en Camboya

Costumbres en Camboya

Antes de hacer un viaje a Camboya hay que tener muy presente su historia más inmediata, y los acontecimientos que han sufrido en las últimas décadas. La sociedad camboyana tiene un marcado ambiente rural, en el cual las personas mayores son muy respetadas. Hay que tener muy en cuenta sus convenciones sociales y religiosas. 

Como viajeros responsables y respetuosos, es conveniente informarnos sobre esas diferencias culturales y de comportamiento, especialmente para el caso de aquellas situaciones que sean consideradas ofensivas en el país que estamos visitando. 

Algunas cosas importantes a tener en cuenta en nuestro viaje a Camboya serían: 

Respetar todo lo referente a su historia, tener en cuenta que todo lo ocurrido en el país no fue hace mucho tiempo, por lo que todas las personas mayores de 30 años tendrán un recuerdo de lo ocurrido y han vivido uno de los genocidios más terribles que se pueden recordar. También hay que tener en cuenta que la mayor parte de la población del país es menor de 25 años, y por tanto es un país joven con ganas de desarrollarse y avanzar como sus vecinos. 

Respetar la figura de Buda, la religión. Los camboyanos son muy conservadores y religiosos, por lo que hay que tratar de ser muy respetuosos con estos temas, ya que el incumplimiento de algunas normas sobre estos temas puede llevar acareadas a parte de la ofensa hacia la población local. 

Descalzarse al entrar en una vivienda o templo.   

Nunca tocar la cabeza, ya que se trata de la zona más sagrada y puede ser fuertemente ofensivo, ojo, ni siquiera a los niños, gesto muy común y que en nuestra cultura hacemos como gesto de cariño. 

5.3 Pradal Serey

Pradal Serey

Es el deporte nacional en el país, se define como Kickboxing camboyano. A pesar de no ser tan famoso como el Muay Thai, el pradal es el deporte más practicado y seguido en el país. Los fines de semana se transmiten combates en las cadenas nacionales y es posible ir a los recintos y presenciarlos en directo. 

  

5.4 Medicina tradicional en Camboya

Medicina tradicional en Camboya

Durante la dictadura de los Jemeres Rojos, y su campaña de asesinar y expulsar a todas las personas que tuvieran estudios superiores y carreras hizo que el país se quedara sin médicos. Por lo que la población desarrollo remedios naturales que han acabado derivando en un sistema de medicina natural, muy popular sobre todo en la Camboya más rural de país, en la cual podemos encontrarnos curanderos en todas las regiones.

Algunos lugareños confían más en ellos que en los médicos u hospitales. En nuestro caso, si en nuestro viaje a Camboya sufrimos cualquier tipo de percance lo más aconsejable es siempre acudir a un hospital.

  

6. Gastronomía en Camboya

Gastronomía en Camboya

Comparado con sus vecinos Tailandia y Vietnam, Camboya no tiene tanta popularidad con reconocimiento internacional en su cocina. Sin embargo, la cocina camboyana es muy especial. La cocina Jemer sigue siendo una desconocida y tiene una gran variedad de platos típicos influenciada por la cocina china, la cocina india, y francesa.

Al igual que el resto de países del sudeste asiático su base es el arroz, pero uno de sus ingredientes estrella es el pescado y la pasta de pescado. Las bases de picantes (de su pasado hinduista) y el uso del pan y la bollería (por su pasado colonial francés). Si a lo largo de nuestro viaje a Camboya decidimos acercarnos a sus puestos y mercados para degustar su gastronomía nos encontraremos que tienen una amplia variedad de platos que merece la pena probar. 

¿Sabías que Camboya es uno de los mayores productores de arroz del mundo?

Casi toda la población de Camboya vive de la agricultura y el arroz es el cultivo más importante. Un 80% del terreno cultivado esta plantado de arroz estimándose la producción en 6.26 millones de toneladas (año 2006). Otro cultivo importante es el caucho, producido principalmente en las mesetas del este del país.  Maíz, sésamo, azúcar de palma, pimienta, tapioca o soja son otros productos agrícolas importantes en esta región. 

Además, para el consumo local se cultivan mangos, plátanos y piñas en menor medida. La agricultura es por tanto el soporte de la economía camboyana. Antes de la guerra esta región era más que auto-suficiente en productos alimenticios, y a pesar de los bajos rendimientos, el país exportaba cantidades ya considerables de arroz. 

7. Viajar por Camboya – Transportes

Viajar por Camboya

En este momento, la mejor forma de moverse por el país es por carretera. El país está realizando grandes inversiones en remodelar su sistema de carreteras es cierto que en algunas zonas rurales es común que la vía sea invadida por animales, locales, niños, etc. 

 Aviones

Actualmente, Camboya cuenta con dos aeropuertos internacionales, uno en Phnom Penh y otro en Siam Reap. Los vuelos nacionales suponen un ahorro de tiempo si no se dispone de mucho tiempo para recorrer el país. Existen actualmente 3 compañías que operan vuelos desde Phnom Penh a Sihanoukville, y Phnom Penh aSiemReap con casi 10 vuelos diarios. Por lo que la oferta es amplia y a no ser que nuestro viaje a Camboya sea en temporada alta, es sencillo encontrar billetes sin mucha antelación. 

 Barco

La mayoría de las rutas que se hacían en barco para pasajeros poco a poco han ido desapareciendo por la mejora de las carreteras y el menor coste de los autobuses. 

Una de las pintorescas rutas que se mantiene es la que se hace por el lago Tonlé Sap, entre Siem Reap y Battambang, toda una experiencia para ver los pueblos flotantes del lago y como viven las comunidades de pescadores de la zona. Una experiencia más que recomendable. 

 Autobús 

Es el medio de transporte estrella en el país, casi todas las ciudades están conectadas con compañías de autobuses privadas y la oferte es extensa, el más habitual son autobuses grandes con aire acondicionado.   

Las grandes ciudades están bien comunicadas por autobús con Phnom Penh, aunque si se viaja desde alguna ciudad lejana será bastante probable que haya que hacer transbordo.  

Viajar por carreteras principales suele ser bastante seguro. 

Furgonetas – Van

Suelen hacer los mismos recorridos que los autobuses pero se suelen usar para trayectos más cortos. Las van tienen en torno a 12 plazas y suelen ser vehículos bastante modernos, aunque mucho menos cómodos que los autobuses, y hay que tener en cuenta que los conductores suelen ser algo más temerarios que los conductores de autobús. Si en algún momento has de elegir te recomendamos mejor los buses. 

 Cyclo

Es uno de los medios más económicos para desplazarse dentro de las ciudades. Se les puede parar en calles principales o en las inmediaciones de mercados y hoteles. Los trayectos suelen ir de 1 a 3 dólares. En pequeñas ciudades todavía se pueden encontrar. En Phnom Penh han sido sustituidos prácticamente por las moto-taxi.  

Remork-Moto 

Son remolques tirados por motos y se utilizan muchísimo. Es otra de las opciones que han ido desbancando a los cyclo. En otras zonas se les conoce como Tuk Tuks. Existe la versión turista que dispone de mayores comodidades y otros más rudimentarios que son los que se utilizan para llevar a los trabajadores al campo. Para recorrer Angkor Wat es una opción muy recomendable. 

 Rotei Ses 

Rotei significa carro y Ses caballo, pero es utilizado para cualquier carro que sea tirado por un animal. Es muy común verlos en las zonas más rurales y con caminos en lugar de carreteras, ya que para desplazarse por peores zonas es más útil. Es muy curioso ver a los bueyes como tiran de los carros llenos de gente.  

8. Aprende Jemer

Aprende Jemer

Alrededor de 10 millones de personas hablan el idioma jemer, y es un idioma que los países colindantes comprenden perfectamente. Conoce uno de los idiomas vivos más antiguos del mundo, descendiente del Sánscrito y Palí, en la Familia MonJemer. 

En español se conoce como Jémer y tiene el alfabeto más largo del mundo con 72 letras, de las cuales 32 son vocales. 

El jemer es un idioma monosilábico y es muy diferente de idiomas como el chino o el vietnamita que son tonales. Cuando no sabes una sola palabra de jemer y escuchas el idioma por primera vez, seguro tendrás la sensación de estar escuchando golpes de martillo.

Buenos, si sois capaces de memorizar todas estas expresiones antes de vuestro viaje a Camboya desde Sal de la Rueda seremos vuestros mayores fans! 

 

9. Clima en Camboya

Clima en Camboya

Al igual que el resto de países del sudeste asiático, Camboya cuenta con dos temporadas bien diferenciadas. Camboya en general cuenta con un clima tropical, que es caliente y húmedo en la mayor parte del país durante todo el año, por lo que siempre hace calor. Las temporadas en Camboya se dividen en temporada de lluvias (más o menos de mayo a octubre) y la temporada seca (de octubre a abril)   

Temporada de Lluvias: en estos meses es cuando se concentran las precipitaciones en el país,  sin embargo las precipitaciones  suelen ser puntuales y breves coincidiendo además con la última hora de la tarde o la noche. No llueve todo el día, te puede caer un chaparrón fuerte pero de corta duración, que en cuanto termina, todo vuelve a su normalidad y sale el sol como si nada hubiera pasado.  

Desde un punto de vista optimista, en época de monzón de Camboya también es un país hermoso para viajar. Las carreteras no son polvorientas y la exuberante vegetación del país está en su máximo esplendor. AngkorWat en particular puede ser impresionante durante la temporada de lluvias: los murales tienen una apariencia y una sensación más únicas.  También hay muchos menos turistas en el país, por lo que, si prefiere esquivar las multitudes, la temporada de lluvias puede ser un buen momento para hacer un viaje a Camboya. 

La temporada seca: se da de octubre a abril, es cuando se dice que llega el monzón polvoriento del noreste. La sensación es como si te soplaran con un secador de pelo, el país parece secarse muy rápidamente mientras que los mejores meses serían de octubre a enero ya que las temperaturas son más bajas. Es en esta época del año cuando llegan todos los turistas, por lo que hay que planificar mucho mejor el viaje para evitar ciertos riesgos como el de no encontrar alojamientos. A partir de febrero las temperaturas comienzan a subir, siendo abril el mes más caluroso del año. 

 

 

10. Moneda en Camboya 

Moneda en Camboya 

El tema del cambio siempre es algo que debemos tener en cuenta cuando hagamos un viaje a Camboya dado además que en este caso es bastante curioso, y para entenderlo, lo primero que hay que tener en cuenta es que durante la época de Pol Pot el país dejó de tener moneda. Los Jemeres Rojos abolieron el dinero e hicieron explotar el edifico del Banco Nacional de Phnom Penh, por lo que ahora intentan recuperar el tiempo perdido. La moneda oficial en el país es el Riel (KHR), pero sí que es cierto con los extranjeros suelen operar en Dólares dado que al final el dólar es una moneda mucho más fuerte que la suya propia y prefieren el pago en esta moneda ya que se devalúa menos. Eso sí, si haces compras en las que el cambio sea pequeño, menos de un dólar te devolverán el cambio en Riel.  

Billetes: Los hay de 50, 100, 200, 500, 1.000, 2.000, 5.000, 10.000, 20.000 rieles. Monedas: de 50, 100, 200 y 500 rieles. 

Un tema importante es que los camboyanos no suelen aceptar dólares con algún roto o billetes de dólar antiguos, por lo que procura tener cuidado con esto.

Cajeros automáticos encontrarás por todo el país pero cuidado con sacar dinero de noche dado que aumenta el riesgo de sufrir robos. Un punto importante es que en los cajeros puedes sacar dinero en dólares o rieles, pero ten en cuenta que, aparte de la comisión que pueda cobrarte tu banco, el cajero te cobrará una comisión de 3 a 5 dólares.  

 

11. Vacunas en Camboya 

Vacunas en Camboya  

 A la hora de hacer un viaje a Camboya, la única vacuna obligatoria en este momento para entrar en el País es la de la Fiebre Amarilla siempre que se viaje desde países endémicos, que no es el caso de España. Pero ojo, si vuestro pasaporte está lleno de sellos, por favor chequear siempre no haber viajado con anterioridad en un periodo cercano a vuestro viaje a ningún país endémico de Fiebre Amarilla.  

Las vacunas recomendadas para viajar a Camboya, que no quiere decir obligatorias serían: tétanos, triple vírica (sarampión, rubeola, parotiditis) hepatitis A y fiebre tifoidea. Estas son vacunas generalmente recomendadas independientemente de realizar un viaje.  

En algunas zonas del país también recomiendan una profilaxis de malaria. 

Nuestro consejo para resolver todas las dudas que puedan surgir en base al tema de la vacunación es la de visitar el centro de vacunación internacional de tu Comunidad Autónoma, ya que esta información puede variar y los realmente expertos en este tema son los médicos especialistas en vacunación internacional. Por lo que recomendamos si estás pensando realizar un viaja a Camboya o a cualquier otro destino es que pidas tu cita cuanto antes para que ellos te indiquen las medidas médicas necesarias para tu situación personal y tu viaje. 

 
 

 

12. Visado en Camboya 

Visado

Cuando hagamos un viaje a Camboya hay que tener en cuenta que es de los países del sudeste asiático que exigen visado para su entrada al país. Dependiendo por donde se vaya a entrar se recomienda un tipo de visado u otro, ya que tienes la opción de hacer Visa On Arrival o e Visa.  

El primer requisito para el visado a Camboya es tener pasaporte en vigor, con una validez de más de 6 meses desde la fecha de entrada al país y el visado.  

El visado se expide en los aeropuertos internacionales de Siem Reap y Phnom Penh, para su expedición necesitas aportar el pasaporte, con el requisito de la validez de 6 meses, 2 fotografías tamaño 5×5 y pagar una tasa de 35$. Es muy importante y hay que tener en cuenta, que la tasa siempre se ha de pagar en dólares y en metálico, por lo que deberás llevar ese dinero y es conveniente informarse antes de viajar por si hubiere cambiado el importe de la tasa.  

También se puede obtener el visado on arrival en algunos pasos fronterizos terrestres con Tailandia, Laos y Vietnam, pero es importante informase bien ya que es posible que esta opción no esté disponible en todos los pasos.  

Aunque en teoría los visado on arrival son más económicos que los on-line, hay que tener en cuenta que muchas veces los funcionarios quieren cobrar una tasa, que ya os cuento yo que va a su bolsillo y suele estar entre 1 y 5 dólares, dependerá del funcionario. Hay gente que se niega a pagarla, pero ojo, no sé a vosotros, pero los pasos fronterizos y las entradas a países a nosotros siempre nos han causado mucho respeto. No estás negociando con un mercader en un bazar, esa persona tiene tu pasaporte en su poder en ese momento y muchas veces es preferible pagar un dólar que tener un conflicto, no estamos en casa y las normas las ponen un poco ellos. 

Por otro lado hay que tener cuidado con las mafias y agencias que quieren gestionarte el visado, de hecho, a nosotros nos ha pasado alguna vez y nos negamos.  Una vez que estéis en el paso fronterizo tendréis que estar muy atentos ya que muchas agencias intentarán tramitar el visado ellos por 40 dólares, no lo hagáis, podéis hacer el trámite vosotros mismos sin necesidad de pagar a nadie.  

También existe la opción de obtener el visado por Internet, a través del Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación de Camboya (https://www.evisa.gov.kh/). Una vez dentro de la web has de completar todos los campos que solicita y adjuntar una foto tamaño carnet reciente, en color y de buena calidad, y hacer el pago de las tasas que serían 35 dólares por el visado y 6 dólares por la gestión. 

 Ojo con esta opción que no todos los accesos la aceptan. Os indicamos los pasos fronterizos en los que se aceptan el visado online y en las que no: 

La extensión máxima del visado es de un mes desde la entrada en el país y los visados de turismo pueden prorrogarse un mes más en el Departamento de Inmigración en Phnom Penh. Los visados de negocios pueden prorrogarse por periodos más amplios. 

En el caso de sobrepasar el periodo de estancia permitido por el visado, además de la correspondiente multa, cuyo monto depende del número de días que se haya excedido la estancia, los servicios de inmigración pueden decretar la detención y expulsión del país. 

En caso de robo o pérdida del pasaporte debe acudir al Consulado General de Francia en Camboya. 

 
 

 

Y tu…¿A qué esperas para hacer un viaje en grupo a Camboya?

¡Quiero conocerlo!