GUÍA DE VIAJE A LAOS 

Un viaje a Laos es sin duda una magnífica idea. Laos ha sido y sigue siendo un país desconocido y recóndito, que se abrió al mundo no hace muchos años, por lo que es un paraíso de Asia aún por descubrir.  

Nunca nos cansaremos de recomendar viajar a Laos, siempre lo veo combinado con Camboya, pero ojo, Laos por sí sola merece la pena, hay tanto por ver, por descubrir, por disfrutar… No tiene nada que ver con sus vecinodel sureste asiático, es un país más tranquilo, más rural, no apto para la gente que busque un plan más de fiesta o playas, ideal para quienes huyan del turismo masivo.

Laos lleva su ritmo, es como viajar a la antigua Asia. Podrás encontrar ciudades, poblaciones que parecen paradas totalmente en el tiempo. Os avisamos que es difícil no enamorarse de este país de gentes amables, cocina tradicional asiática, de mercadillos auténticos, de etnias, de tradiciones… 

Hemos de reconocer que nosotros estamos totalmente enamorados de este aun desconocido país. Nuestro primer contacto con el país fue en Vientan, la capital; llegamos un sábado a medio día y cuando bajamos del autobús que nos dejo allí tuvimos la sensación de haber retrocedido en el tiempo. Después de haber conocido capitales como Bangkok, Hanói o Ho Chi Minh, pensábamos que nos habíamos equivocado de lugar.

No parece una capital. Vientan es tranquila, sosegada, con avenidas en las que se levantan casas muy bien conservadas de la época colonial francesa. Esa sensación de tranquilidad te acompaña por todo el recorrido del país. El ritmo amable, relajado y de ambiente rural hacen de este destino uno de los más  auténticos del sudeste asiático, aún sin influenciar por el ritmo vertiginoso que invade Asia en general. Laos es todo un descubrimiento sin duda alguna.  

 Es de los países más pequeños y menos desarrollados de la zona, lo que ha hecho que sea el destino de viajes independientes en grupo por excelencia.   

1. Tradiciones en Laos. 

Tradiciones en Laos

 Son muchas las cosas fascinantes que podríamos decir de un viaje a Laos. Es un país que, aparte de paisajes increíbles, se caracteriza por una población amable y tranquila cuya vida se sustenta principalmente en el budismo. Valores como la honradez, la humildad y la ayuda al prójimo estén siempre presentes en su día a día y no solo con los suyos, sino también con todas aquellas personas que cada año visitamos su maravilloso país.

El laosiano vive a un ritmo muy relajado que te transmitirá desde el primer momento que pongas los pies en el país. Y es que si existe un país en el sureste asiático continental completamente desconocido para los occidentales sin duda es Laos, dándose el hecho de que muchos de nosotros no seamos capaces ni de situar el país en un mapa. 

Son además una población muy tradicional, y está compuesta por varias etnias que se distribuyen por todo el país. Cuenta oficialmente con más de cuarenta y siete etnias divididas en 149 subgrupos y 80 idiomas diferentes.   

Su ambiente es 100×100 rural, y para ellos lo más importante es la familia y la religión entorno a lo cual gira todo su mundo0. Se trata de un país socialista en el cual esto tiene mucho peso. El río Mekong es la arteria principal del país y sirve de frontera con su vecina Tailandia llegando hasta Camboya. Esto hace que para ellos la vida gire en torno al majestuoso Mekong.  

Una de las primeras cosas que hay que hacer cuando viajamos de nuevas a un país es intentar entender sus costumbres y formas de vida. Aquí te dejamos 10 sitios que sí o sí, tienes que visitar en Laos.

1.1 Breve historia de Laos

Breve historia de Laos

Laos es un país con una superficie de 236.800km2 y cerca de seis millones y medio de habitantes, sin duda el país con la densidad de población más baja de todo el sureste asiático. País montañoso, sin salida al mar.  

Los habitantes de Laos se datan de hace más de 10.000 años. El país estuvo poblado por los jemeres y los tailandeses y durante casi toda su historia fue escenario de numerosos conflictos entre estos pueblos. Los chinos, vietnamitas, siameses y camboyanos han luchado siempre por invadir y apropiarse de territorio Laosiano, desembocando esto en numerosas guerras en su territorio, destrozando numerosos templos, y dando lugar a saqueos de budas sagrados por los invasores.

En 1867 una expedición francesa llega a Luang Prabang, tras varias décadas de enfrentamientos, el rey acepta la protección de Francia pero no garantiza la paz, por lo que en años sucesivos Laos se descompone en pequeños estados dominados por sus vecinos. Es ya en 1893 Cuando los franceses llegan a Bangkok y con su buque de guerra apuntan con los cañones al palacio, lo que obliga al reino de Siam a entregar a Francia la soberanía del territorio, se establecen las fronteras actuales de Laos y se nombra a Vientián capital administrativa.  

Es durante el caos de la segunda guerra mundial, en el año 1945 con la ayuda de los japoneses cuando Laos consigue su independencia, aunque sólo de forma parcial dentro de la Federación Indochina.  

Tras su independencia, Estados Unidos entrenó y abasteció al ejército real de Laos como estrategia para combatir el comunismo en el sureste asiático. Así reclutaron a la minoría Mon, les proporcionaron armas y les dieron un entrenamiento básico. En este periodo turbulento  Laos convirtió en el escenario de las luchas de poder del nuevo orden mundial y eso lo pago muy caro en el campo de batalla. Mucha gente desconoce el papel fundamental que Laos desempeñó en la Segunda Guerra de Indochina, más conocida como la Guerra de Vietnam, y que Laos tiene el triste récord de ser el país más bombardeado del mundo: la aviación de los EE.UU. lanzó dos millones de toneladas de explosivos sobre él a lo largo de nueve años.

A día de hoy, cuarenta años después de la finalización del conflicto bélico, las numerosas municiones sin detonar que se esconden en el subsuelo de muchas áreas rurales del país siguen suponiendo un peligro para la población, al mismo tiempo que suponen un lastre para su desarrollo económico. 

En 1973 se dio el alto el fuego, y permitió en 1975 a los comunistas tomar el control de la mayoría del país, proclamándose la República Popular Democrática de Laos. Cerca de 120.000 Mon abandonaron Laos para evitar el régimen comunista.   

Basta con decir que la represión fue realmente fuerte durante esa época. Desde 1980, la situación parece estar mejorando gradualmente. Aunque el país, finalmente consiguió crear relaciones normales con sus vecinos, la oposición política sigue estando prohibida y solo un partido, el comunista, tiene derecho a existir en el territorio.   

Es  en 1990 cuando Laos comienza a abrirse tímidamente al mundo.   

1.2 Cultura y sociedad en Laos

Cultura y sociedad en Laos

Hacer un viaje a Laos es hacer un viaje a un país con una gran diversidad étnica. Se considera que hay, al menos, 50 grupos étnicos que pertenecen a las cuatro grandes familias étnico-lingüísticas, cada una con sus costumbres, lenguas, creencias y tradiciones.   

La cultura dominante en Laos es budismo que representa al 60% de la población total lo cual se refleja enormemente en su carácter y es uno de los aspectos esenciales de su identidad.   

Otro punto que caracteriza a la población de Laos es su carácter rural. Se puede apreciar por todas partes, y sobre todo cuando llegas a ciudades principales, que mas que ciudades dan la sensación de ser grandes pueblos, en absoluto contraste con las capitales de sus vecinos cuya modernidad está lejos de calar en las urbes laosianas, manteniendo un aroma propio de la época del reinado indochino.

Es complicado pensar en otro país con una sociedad más relajada que la de Laos, su lema nacional podría ser “no pasa nada”. Su carácter es una compleja mezcla de su cultura, su entorno y su religión.   

El río Mekong es la salvia de Laos, es la arteria que atraviesa todo el país, y facilita la comunicación y el transporte entre las comunidades más remotas.   

Una de las cosas que no puedes dejar de hacer cuando visites Laos es jugar al Petang, nuestra petanca, que los franceses introdujeron en el país durante la época colonial y se practica por todas partes.   

 1.3 Costumbres en Laos

Costumbres en Laos

Os hemos preparado una pequeña recopilación de algunos de los puntos mas importantes a tener en cuenta cuando hagas un viaje a Laos.  

Cuando se visitan los templos no hay que olvidar que son sus lugares de culto, que los laosianos son muy religiosos y que, por lo tanto, hay que llevar ropa adecuada. Por ejemplo no llevar pantalones cortos o cubrirse los hombros. Nunca llevar bañador.   

A la hora de tomar fotografías, por favor, pedir siempre permiso, sobre todo en los recintos religiosos y a la gente.   

Nunca tocar la cabeza de nadie, sobre todo la de los niños, en la cultura budista es la parte más sagrada del cuerpo y no está bien visto hacerlo. Al contrario que los pies que para ellos es la parte más sucia del cuerpo, por lo que evita también tocar a nadie con tus pies.   

Se considera una falta de respeto dar muestras de cariño en público, su cultura es muy pudorosa.   

Procura hablar en un tono bajo, el tono alto se asocia a malestar o enfado.  

El regateo en Laos no es tan agresivo como en el resto del sureste asiático. En Laos el regateo es una transacción amistosa donde dos personas tratan de ponerse de acuerdo en un precio que ambos consideran justo.  

No es habitual dejar propina, pero en los centros enfocados al turismo lo agradecen.   

1.4 Gastronomía en Laos 

Gastronomía en Laos 

La gastronomía en Laos no es tan famosa ni con tanta variedad como pueda ser la de sus vecinos tailandeses o vietnamitas, pero no hay viaje a Laos que se precie sin ciertos platos típicos.  

Entre los ingredientes más populares de la cocina laosiana se encuentra el arroz glutinoso, que acompaña a muchos de sus platos. Las especies y potenciadores de sabor que más comúnmente utilizan son el galangal que es una raíz del tipo del jengibre y como saborizante usan mucho la salsa de pescado, como condimento también es muy popular el jaew bong, se trata de un condimento en forma de pasta que muestra un sabor mezcla de dulce y picante.  Dentro de su gastronomía abundan las verduras.   

En muchos de sus mercados nocturnos, podréis disfrutar de sus platos típicos y de la comida callejera. ¡No os podéis perder la barbacoa laosiana! 

La influencia colonial francesa hace que sea muy común el pan, y más concretamente, las baguettes.

2. Viajar por Laos – Transportes

Viajar por Laos

Quien decide hacer un viaje a Laos y desplazarse por el interior del país debe armarse de paciencia, este país no dispone de red ferroviaria por lo que la mayoría de los desplazamientos se deberán hacer por carretera, y al tratarse de un país bastante montañoso no encontrarás tramos de más de un kilómetro sin curvas.  Lo más sencillo y barato para desplazarse de un destino a otro en Laos es el autobús, aunque debemos aconsejar, dado que es toda una experiencia única, hacer el tramo Huay Xai a Luang Prabang en slowboat.   

Autobús

En las rutas más concurridas, y para viajes de largo recorrido encontraremos sencillamente opciones de autobuses VIP de operadores privados, más cómodos y con aire acondicionado que las líneas regulares, es aconsejable para rutas largas. Para rutas más cortas con las líneas locales se pueden hacer perfectamente. Un punto a tener en cuenta, es que no suelen coger mucha velocidad por lo que los trayectos serán mucho más largos de lo que estamos acostumbrados, pero esto tiene sus ventajas, ya que los paisajes en Laos son espectaculares y no perderemos detalle de la multitud de cosas que podremos ver durante nuestro recorrido bueyes de agua, gallinas en medio de la carretera, niños jugando, gente trabajando en los arrozales… merece la pena ir atentos.  

Sorngtaaou

Son lo que literalmente se traduce como «dos filas» o camionetas con dos filas de asientos para trayectos cortos, usados sobre todo para dentro de las ciudades o entre pueblos cercanos. Será un medio de transporte que encontraremos mucho y muy utilizado.  

Slowboat 

No olvidemos que el Mekong es la arteria principal del país, y que como tal el desplazamiento por el río es muy común. Os aconsejamos encarecidamente la ruta entre Huay Xai a Luang Prabang. Os garantizamos que será una de las experiencias mas inolvidables de vuestro viaje a Laos. Si es cierto que quizás los barcos no sean lo que tenemos en mente, pero si tienes suerte, pueden tocarte barcos con sillones blandos en lugar de madera y no es incómodo del todo. Pero el paisaje, la cantidad de animales que verás en el recorrido, las pequeñas poblaciones rurales que se asientan en la ribera, los niños jugando en el río, los pescadores, el atardecer… merecerá la pena, os lo aseguro. 

Speedboat

Estos los aconsejamos mucho menos, sí que es verdad que ahorraras la mitad de tiempo, pero ojo, son muy muy inseguros, alcanzan altas velocidades y se dan casos de accidentes muy habitualmente. Para protegerte te ponen un casco de moto y la barca es muy incómoda, por lo que es una opción que desaconsejamos totalmente.  

Coches de alquiler

En las principales ciudades como Luang Prabang o Vientan existen oficinas de alquiler de vehículos, por lo que, si te apetece ir un poco a tu aire prepara tu carnet de conducir internacional y aventúrate a recorrer las carreteras de Laos. Un par de puntos a tener en cuenta, no es aconsejable conducir a partir del atardecer, ya que tanto personas como animales invaden las carreteras y sin luz es más difícil visualizarlos. Y el otro punto son la falta de señalización y el tráfico caótico, no hay muchos coches ni conducen muy rápido, pero si de una forma anárquica a la cual no estamos acostumbrados. La velocidad es lenta, ya que los agujeros y obstáculos de la carretera no te permitirán ir más rápido. 

Moto 

Otra opción es la motocicleta. Si eres experto es una opción muy buena ya que te aporta una libertad que el resto de medios de transporte no te dan, pero ojo, siempre llevar un candado ya que se dan casos de robos de motos. Y por las noches, si podéis dejarla dentro del homestay en el que os alojéis pues mucho mejor. Al igual que con los coches tomarlo con calma la carretera no es la mejor del mundo. Y en cuanto a los no experimentados en motos, mi consejo es no cogerla, ya que se dan muchos casos de accidentes de extranjeros en motocicleta, y sería una forma muy boba de arruinar tu viaje a Laos.  

Bicicleta

Para hacer muchas actividades, sobre todo las que sean cercanas a los pueblos tenéis la opción de alquilar una bicicleta. A nosotros nos encanta hacer recorridos en bici y es una forma muy sana, sostenible y divertida de hacer muchas excursiones.  

3. Aprende laosiano 

Aprende laosiano

Como en todo Asia, sus idiomas no son nada fáciles para nosotros, y Laos no es una excepción. Eso sí una de las cosas que podemos hacer es aprender alguna de sus expresiones básicas, que la gente local se divertirá viendo como intentamos comunicarnos con ellos pero ¡¡Olvídate si pretendes mantener una conversación en la lengua local!! 

No te preocupes, como en la mayoría de las partes del mundo podrás entenderte en inglés e incluso en francés, te sorprenderá la cantidad de gente que lo habla, no olvidemos que fue colonia francesa durante años. Y si no, siempre nos quedarán los gestos. 

El Lao es el idioma oficial del país, y es un idioma muy parecido al tailandés, como nos pasa a los españoles con los portugueses.  

Al igual que el tailandés, lo difícil de hablar el idioma es su pronunciación. Una simple diferencia en la entonación o el tono de una palabra puede tener distintos significados.   

4. Clima en Laos

Clima en Laos

Al igual que en el resto de países del sudeste asiático Laos es un país con dos épocas marcadas. La estación de lluvias (monzones) y la estación seca (que se da una temporada que es más fría y la época más calurosa). Pero hemos de decir que se puede viajar en cualquier época del año. Nosotros hemos visitado el país en varias ocasiones y durante la época de lluvias cuando nos ha pillado alguna tormenta hemos de decir que al igual que el resto de países vecinos la tormenta puede durar como mucho unos 45 minutos y tras esta vuelve a salir el sol y se puede continuar con cualquier actividad. La diferencia está en llevar un chubasquero y un cubre mochila, sin más!  

Estación de lluvias en Laos

La estación de lluvias en Laos se suele dar de los meses de mayo a octubre. Los monzones se caracteriza por chaparrones fuertes y de corta duración, que habitualmente se dan al amanecer – atardecer o por la noche. No quiere decir que las lluvias se estén dando durante todo el día, por lo que viajar en época de monzón no es un impedimento, como os comentábamos antes, con un chubasquero y un cubre mochila está solucionado.  

Estación seca en Laos

La estación seca en Laos se divide en dos estaciones distinguidas, que podrían ser la estación seca fría que se da de noviembre a enero y la estación seca más calurosa que va desde febrero a mayo. La temporada Alta en Laos se da siempre en la primera estación, y los precios y la ocupación pueden subir un poco, pero es la época en la que no hará mucho calor, el aire es más limpio, y tras la temporada de lluvias todo luce muy bonito y muy verde, y los ríos bajan vivos y caudalosos.  

El periodo de febrero a mayo es el que registra las temperaturas mas altas pudiendo  llegar a los 30 grados. Particularmente es la época que menos nos gusta a nosotros para visitar Laos ya que puedes encontrarte días de bastante calor, y además coincide con la quema de los campos, lo cual puede suponer que algunas zonas sean incomodas para moverse por la gran cantidad de humo que se genera. 

Visto todo esto, por lo tanto, la mejor época para hacer un viaje a Laos sin duda es la estación seca fría, que va de octubre a febrero. Aunque sin descartar la época de lluvias dado que, como decíamos antes, las lluvias duran poco tiempo y es un momento en el que la vegetación está en su máximo esplendor y las cascadas se ven de lo más impresionantes.   

 5. Moneda en Laos

Moneda en Laos

El dinero es un tema a tener en cuenta en nuestro viaje a Laos. La moneda oficial del país de Laos es el Kip laosiano (LAK), aunque en las grandes ciudades es común el uso y aceptan los pagos en Bath tailandés o en dólares estadounidenses. En las zonas más rurales o menos turísticas es aconsejable llevar Kips ya que en esas zonas es más difícil que nos cojan otro tipo de moneda.  

La entrada de moneda extrajera en el país es importante para su economía, ya que  se tratan de monedas menos devaluadas que la suya. Se estipula que dos tercios de la moneda que circula por el país son baths tailandeses o dólares. Pero ojo, en compras pequeñas hacerlo siempre en Kip ya que en esos casos es más raro que acepten otra moneda y en caso de hacerlo la compra te saldrá más cara. 

El cambio actual está en torno a 1 euro 9600 kip. La tasa de cambio tanto en bancos como en casas de cambio es similar, y siempre es mejor si se cambian cantidades altas entre los 50 y 100 euros.   Aquí te dejamos un convertidor para que puedas ir calculando: 

Existen billetes de 500, 1000, 2000, 5000, 10000, 20000, 50000 y 100000 kip.Los pequeños comercios (especialmente en zonas rurales) no suelen tener cambio de billetes de 100 000 LAK. 

Podrás obtener dinero en los bancos que existen en las ciudades, así como en cajeros (ATM). Hay cajeros por todo el país, pero tienen un límite a la hora de sacar dinero que suele estar en los 700 000 Kip, depende del banco. Es importante tener en cuenta la comisión que te cobre tu banco por la retirada de efectivo en otra moneda, ya que al tener límite tan bajo los costes pueden dispararse.  

Pagar con tarjeta de crédito no está muy extendido, por lo que es aconsejable hacerlo siempre en efectivo, ya que solo podrás hacerlo en centros turísticos y hoteles de lujo. 

6. Vacunas en Laos 

Vacunas en Laos

La única vacuna obligatoria en este momento que tenéis que considerar en vuestro viaje a Laos es la de la fiebre amarilla y solo si se viaja desde países endémicos, que no es el caso de España. Pero ojo, si vuestro pasaporte está lleno de sellos, por favor chequear siempre no haber viajado con anterioridad en un periodo cercano a vuestro viaje a ningún país endémico de fiebre amarilla.  

Las vacunas recomendadas para viajar a Laos, que no quiere decir obligatorias serían: tétanos, triple vírica (sarampión, rubeola, parotiditis), difteria, hepatitis A y hepatitis B, fiebre tifoidea, encefalitis japonesa, rabia. Estas son vacunas generalmente recomendadas independientemente de realizar un viaje.  

En algunas zonas del país también recomiendan una profilaxis de malaria, cólera, gripe, neumocócica. 

Nuestro consejo para resolver todas las dudas que puedan surgir en base al tema de la vacunación es la de visitar el centro de vacunación internacional de tu Comunidad Autónoma, ya que esta información puede variar y los realmente expertos en este tema son los médicos especialistas en vacunación internacional. Por lo que recomendamos si estás pensando realizar un viaje a Laos o a cualquier otro destino es que pidas tu cita cuanto antes para que ellos te indiquen las medidas médicas necesarias para tu situación personal y tu viaje. 

7. Visado en Laos.

Visado

Para poder entrar en Laos tendrás que tramitar un visado a tu llegada (visa on arrival), ya llegues por tierra a la frontera o por avión. En ambos casos el visado para entrar en Laos se hará en el momento, no hay que tramitar nada antes de llegar a la frontera. Los requisitos que te pedirán son los siguientes: 

  • Pasaporte válido con 6 meses de antigüedad (6 meses antes de la fecha de expirar/caducar). 
  •  Fotografía tamaño carnet. 
  • Pagar los costes: Turistas de nacionalidad española: 35 usd  
  • Rellenar formulario que te proporcionaran en la oficina fronteriza. 

Como ves los requisitos son sencillos lo que hace que tramitar tu visado para tu viaje a Laos sea una cosa muy fácil. 

Y esto es todo amig@s, ¡Esperemos haberos resuelto algunas dudas con respecto a este maravilloso país y que os animéis a visitarlo pronto!

Y tu…¿A qué esperas para hacer un viaje en grupo a Laos?

¡Quiero conocerlo!
Ahora solo nos queda pedirte el favor de ayudarnos a compartir esta página en tus redes sociales para que podamos llegar a más gente que necesite de nuestra ayuda en temas de viajes de aventura en grupo. Solo tienes que hacer click en alguno de los botones que verás abajo. ¡Mil gracias!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest